Como se ve, la concepción de ser humano Sanar replantea aquella que lo reduce a simple usuario del mercado de la salud, a cliente que debe esperar la entrega de un producto, a una cifra que recibe consulta médica en un determinado tiempo, a un paciente de alto costo o a un vulnerable social que demanda un mercado, un medicamento o un auxilio.
Este ser humano Sanar cuestiona la imagen del niño enfermo y pregunta constantemente qué es un niño. Entonces, ¿cómo dialogar a partir de esta concepción de ser humano Sanar? Permitir y ayudar a descubrir a los sujetos que seacompañan es parte de la respuesta.

Sanar con el Corazón es Sanar la Vida